Salud

Cambios difusos en la estructura del miometrio, síntomas, causas y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


Los cambios difusos en el miometrio (capa media del músculo uterino) se manifiestan por el crecimiento del tejido endometrial. Por qué sucede esto, nadie lo sabe a ciencia cierta. Sin embargo, los trastornos hormonales son de gran importancia: un aumento en el nivel de estrógeno (hormonas sexuales femeninas) y una disminución de la progesterona. Al principio, esto conduce a un aumento significativo en la capa endometrial funcional, luego a su rechazo, que se acompaña de un sangrado intenso. Las células de la membrana desprendida penetran de manera oscura a través de la capa basal del endometrio (se cree que la herencia es importante en este proceso) y comienzan a germinar en el miometrio, penetrando a través de él y por medio. Para que las células extrañas se asienten con éxito en cualquier tejido, debe producirse una violación de la inmunidad, por lo que siempre acompaña a la endometriosis.

Cambios difusos en el miometrio uterino.

La enfermedad se manifiesta por un engrosamiento de la pared uterina de cuatro a cinco centímetros, pero si se desarrolla ya en la vejez, la pared se engrosa ligeramente. Las células endometriales penetran en el tejido del miometrio, como resultado de lo cual se vuelve de color rosa pálido y adquiere una estructura celular. A veces, los quistes endometrioides se encuentran en la capa muscular junto con los contenidos con sangre. En el espesor de la pared uterina, se desarrollan focos de tejido, que están formados por glándulas de diferente forma y tamaño.

El alcance de la propagación del proceso patológico.

El cambio difuso del miometrio no es siempre el mismo, todo depende de la velocidad y la profundidad de la distribución del tejido endometrial en la capa muscular del útero. A menudo la enfermedad es asintomática, especialmente en las etapas iniciales.

Hay tres grados de endometriosis:

El primer grado: las capas internas del miometrio adyacentes a la capa basal, crecen a una pequeña profundidad, el criterio es la magnitud del campo de visión en el caso de un pequeño aumento en el microscopio.

El segundo grado: el tejido endometrioide crece hasta la mitad del útero muscular.

El tejido endometrioide de tercer grado germina en la membrana uterina serosa (externa), es decir, todo el miometrio está impregnado de este tejido.

Algunos especialistas ahora ofrecen una clasificación ligeramente diferente y distinguen cuatro grados de adenomiosis. En este caso, el tercer grado se caracteriza por la germinación del tejido endometrioide a una profundidad que es igual a dos tercios del miometrio, y el cuarto grado significa la plena penetración de la capa muscular por las células endometrioides.

Signos de cambios difusos en el miometrio.

En las etapas iniciales del proceso patológico (con los primeros y parcialmente segundos grados de distribución) los síntomas generalmente no se observan. El grosor de la pared uterina al mismo tiempo puede aumentar ligeramente, por lo que a menudo es difícil identificar la enfermedad. Un gran número de mujeres tienen un cambio difuso en el miometrio que dura años, sin progresar, y ni siquiera son conscientes de la existencia de la enfermedad. La patología en circunstancias favorables puede no manifestarse de ninguna manera. Sin embargo, hay una serie de factores que pueden desencadenar el proceso de activación. Estos incluyen todo tipo de lesiones en el útero, por ejemplo, debido al parto intenso, el legrado de diagnóstico, el aborto. Todo esto puede conducir a una germinación intensiva en la capa muscular del útero del tejido endometrial.

El cambio difuso en el miometrio con una propagación significativa comienza a manifestar un fuerte sangrado uterino y dolor. Por lo general, ocurren en el contexto de alargar el ciclo de la menstruación. Con el tiempo, también puede ocurrir sangrado acíclico. Como resultado, se desarrolla anemia por deficiencia de hierro, que se manifiesta por apatía, mareos, letargo, dolores de cabeza, somnolencia, desmayos. Dicha anemia no se puede curar hasta que se elimine la pérdida de sangre.

Los dolores son cíclicos: dos o tres días antes de la menstruación aparecen en la parte inferior del abdomen y persisten durante varios días después de que comienzan. La aparición del dolor se debe al hecho de que los tejidos se hinchan y aprietan las terminaciones nerviosas en la pared uterina. El dolor puede ser doloroso y paroxístico, ceder en el perineo, en la zona lumbar o en el muslo. Las molestias también pueden ocurrir durante los procedimientos ginecológicos, las relaciones sexuales y los procedimientos higiénicos, como las duchas.

Síntomas y signos de proliferación difusa del endometrio, endometriosis.

Entre los síntomas más característicos del crecimiento anormal de la capa mucosa interna del útero, se pueden distinguir los siguientes:

1 menstruación dolorosa copiosa,

2 hemorragias uterinas en la mitad del ciclo,

3 manchas que ocurren unos días antes del inicio de la menstruación, y después de que termina,

4 imposibilidad de concepción,

5 molestias durante el contacto sexual,

6 sensación dolorosa de carácter tirando en la región lumbar,

7 fallas en el trabajo de los órganos vecinos, que se manifiestan como estreñimiento, aumento de la micción o sangre en la orina,

8 sensaciones dolorosas durante las heces.

Cabe señalar que la patología no se manifiesta en las etapas iniciales, por lo que una mujer durante mucho tiempo ni siquiera puede adivinar sobre ella.

Las razones del cambio de miometrio, ¿por qué ocurren?

La ciencia moderna tiende a concluir que las principales razones para el desarrollo de la endometriosis son varios factores:

2 Desequilibrio hormonal. A favor de esta teoría están los cambios característicos en los focos de la enfermedad que ocurren durante el ciclo menstrual. Además, la endometriosis puede retroceder independientemente durante la menopausia y la maternidad.

3 Células endometriales en movimiento y su posterior fijación en la superficie externa del útero y otros órganos reproductivos. Esto puede ocurrir durante la menstruación y en el contexto de la cirugía, el trabajo de parto complicado, la introducción de dispositivos intrauterinos y otras cosas.

4 Disminución de las defensas corporales y patologías neuroendocrinas asociadas. Esto puede ser provocado por situaciones estresantes regulares, desnutrición, diversas enfermedades somáticas, infecciones de transmisión sexual, etc. Demostrar la conexión de la endometriosis con trastornos en la glándula tiroides, tiroides autoinmune y mal funcionamiento de la glándula pituitaria.

Debido a la abundancia de diversas causas de la endometriosis, su tratamiento es siempre complejo y está dirigido a restaurar las defensas del cuerpo, el sistema endocrino y los órganos reproductivos. En algunos casos, los cambios en la estructura del endometrio son asintomáticos y pueden detectarse por casualidad durante una ecografía o un examen ginecológico de rutina.

Cambios ecográficos

Los signos ecográficos de proliferación patológica del endometrio son su engrosamiento uniforme o local, que no corresponde al día del ciclo mensual, así como la heterogeneidad de la estructura. El término ecogenicidad se refiere a la propiedad del tejido del cuerpo humano para reflejar las ondas de ultrasonido. Los órganos internos sanos y varias glándulas tienen ecogenicidad normal o, como también se le llama, iso-ecogenicidad. Si el transductor de ultrasonido detecta un aumento en la ecogenicidad y heterogeneidad de la estructura del tejido, entonces esto puede ser evidencia de cambios patológicos en la mucosa uterina.

La endometriosis se puede confirmar mediante la identificación de focos con densidad anómala que puede reflejar perfectamente las ondas ultrasónicas. Además, con la ayuda de la ecografía, se determina el grosor de las paredes uterinas y, en el caso de la endometriosis, este indicador puede variar en el rango de 4-5 cm.

Señales de eco y tipos de endometriosis, ¿cuáles son?

En la ciencia médica hay tres formas principales de esta enfermedad:

1 difuso. Se caracteriza por la presencia de focos endometriales localizados en la mucosa uterina.

2 nodales. Es un fenómeno raro en el que se diagnostican lesiones nodulares del endometrio. El tratamiento, como regla, es operativo, ya que tomar medicamentos no produce el resultado esperado.

3 Externos o genitales. Es la proliferación de tejido endometrial en la superficie de los órganos reproductivos, con la excepción del útero. En la mayoría de los casos, con esta forma de endometriosis, se afectan las trompas de Falopio y los ovarios.

La forma más común de endometriosis es difusa y, cuando se diagnostica, un especialista que realiza una ecografía puede notar los siguientes cambios:

1 estructura celular de la capa mucosa interna del útero,

2 focos de endometriosis, que pueden ser pequeños y bastante grandes (alrededor de 0,5 cm). Están ubicados en toda la superficie del útero,

3 cambios en el tamaño del útero. A veces, este cuerpo aumenta hasta el tamaño correspondiente a las 9 semanas de embarazo. La forma del útero en una mujer con endometriosis se vuelve esférica,

4 heterogeneidad de la estructura del tejido muscular.

5 superficie desigual del útero. Esto conduce al dolor durante la palpación.

Cabe señalar que en las etapas iniciales de la enfermedad, incluso un especialista experimentado puede no notar los signos de endometriosis, ya que son muy pequeños e insignificantes.

Endometriosis - la causa de los cambios miometriales

La detección de una estructura desigual y el grosor del endometrio en la ecografía en la mayoría de los casos significa el desarrollo de la endometriosis, un proceso benigno, como resultado de lo cual el tejido crece fuera del revestimiento uterino, se asemeja al endometrio en su estructura. Durante el estudio, también se pueden detectar crecimientos peculiares en el miometrio.

Clínicamente, esta enfermedad se manifiesta por menstruación irregular y dolor en la parte inferior del abdomen y en la región lumbar. Una de las complicaciones graves de la endometriosis es la imposibilidad de la concepción, ya que los órganos reproductivos más importantes: los ovarios, las trompas de Falopio y el útero están afectados. En este caso, la ausencia de embarazo no es causada por el centro de la endometriosis en sí, sino por sus complicaciones, por ejemplo, la falta de ovulación, un gran número de adherencias en la pelvis o la imposibilidad de la implantación de un óvulo fertilizado. El tratamiento de la endometriosis es bastante largo y está dirigido principalmente a eliminar su causa, si se puede determinar con precisión. La terapia combinada consiste en tomar preparaciones hormonales, llevar a cabo procedimientos fisioterapéuticos e intervenciones quirúrgicas, si es necesario.

Adenomiosis y alteraciones miometriales.

La aparición de cambios difusos en el miometrio puede ser desencadenada por la adenomiosis, un tipo de endometriosis. Se caracteriza por la heterogeneidad del tejido muscular con focos del endometrio. Una característica distintiva de la adenomiosis es el crecimiento del endometrio en el grosor del útero, mientras que con la endometriosis las lesiones son más extensas y superficiales.

En algunos casos, la adenomiosis es completamente asintomática y solo se puede detectar durante un examen de rutina. Sin embargo, en la mayoría de las mujeres, la enfermedad se manifiesta en forma de períodos dolorosos y abundantes, trastornos menstruales, dolor durante las relaciones sexuales y otras cosas. Las causas de la adenomiosis no se han identificado completamente, sin embargo, la mayoría de los científicos se inclinan a creer que la intervención mecánica en la cavidad uterina, por ejemplo, durante el legrado o el aborto, puede provocar su aparición.

El tratamiento de esta enfermedad incluye tomar analgésicos y medicamentos antiinflamatorios, así como medicamentos hormonales destinados a regular el trabajo de los ovarios. En algunos casos, la enfermedad se puede vencer únicamente inyectando al paciente en una menopausia médica artificial. Si el tratamiento anterior no produce los resultados esperados, el médico que lo atiende puede sugerir que la mujer debe resolver su problema quirúrgicamente, como resultado de lo cual se realiza una histerectomía, una amputación del útero. La mayoría de los médicos intentan evitar la cirugía si el paciente aún planea tener un bebé en el futuro.

Anemia y cambios difusos del miometrio.

Los cambios en la estructura del endometrio pueden ocurrir en el contexto de la anemia, una disminución en la concentración de hemoglobina en la sangre. Como resultado de esta enfermedad, hay una falta de suministro de sangre a los órganos internos, lo que conduce a la alteración del estado nutricional del útero y la alteración de la estructura de su capa muscular. Sin embargo, en algunos casos, la cura para la anemia no conduce a la restauración del buen funcionamiento del útero, lo que puede indicar una patología mixta provocada por varios factores.

Para normalizar la condición del paciente con signos de anemia, se usa una terapia compleja, que incluye tomar medicamentos que contienen hierro, mantener un estilo de vida saludable y adherirse a los principios de una nutrición adecuada.

¿Qué pueden ser las complicaciones al cambiar el miometrio?

El diagnóstico oportuno de la enfermedad y su tratamiento adecuado en la mayoría de los casos tiene un resultado favorable. La forma más rápida de hacer frente al problema son las mujeres en edad reproductiva. Sin embargo, el tratamiento principal debe dirigirse precisamente a eliminar la causa de la endometriosis, de lo contrario, el riesgo de recurrencia de la enfermedad es muy alto. Las complicaciones más graves en este caso son:

1 imposibilidad de concebir y llevar a un niño,

2 miomas de crecimiento activo,

3 formas severas de adenomiosis,

4 degeneración de tumores malignos,

5 rechazo del contacto sexual debido al dolor,

6 interrupciones del ciclo menstrual

7 sangrado abundante y así sucesivamente.

Es imposible detectar la enfermedad en el hogar, pero una mujer puede sospechar de los síntomas característicos. Debe entenderse que solo una visita oportuna al médico ayudará a restablecer la función reproductiva, de lo contrario será extremadamente difícil deshacerse del problema.

Diagnóstico de la endometriosis, cambios difusos en la estructura del miometrio.

Es el resultado de la presencia de endometriosis en una mujer que conduce a la infertilidad. La proporción de esta enfermedad representa un tercio de todos los casos en que una mujer no puede concebir un bebé. La presencia de la enfermedad se puede determinar como resultado de cambios difusos que se pueden ver durante una ecografía. Si hablamos de los síntomas de la enfermedad, pueden incluir la aparición de sensaciones dolorosas durante la menstruación y la micción, pueden producirse sensaciones dolorosas durante las relaciones sexuales, y también es posible que haya sangrado entre períodos.

En la mayoría de los casos, no existe una coincidencia en los términos; por error, la endometriosis puede denominarse endometritis, pero en realidad se trata de enfermedades diferentes. Si hablamos de las formas de endometriosis, pueden ser diferentes, en este caso todo dependerá directamente de la ubicación de los tejidos sometidos a cambios patológicos. Existen tales formas de la enfermedad, durante las cuales se observan cambios difusos en el miometrio:

1 Formulario, durante el cual puede observar la fusión de dos formularios optimizados a continuación. Se llama la forma combinada,

2 La forma genital, que en la mayoría de los casos afecta los ovarios y el útero, se observa endometriosis de las trompas del útero, la vagina y otros órganos genitales,

3 Forma extragenital, durante la cual la lesión se propaga a los órganos urinarios y urinarios, intestinos, pulmones y muchos otros.

En algunos casos, la endometriosis puede causar daño al cuerpo del útero. Este tipo de enfermedad se llama adenomiosis. También se refiere a cambios difusos en el miometrio. Si hablamos de las etapas de desarrollo de este tipo de enfermedad, tiene cuatro formas:

1 En la primera etapa, hay una lesión de la mucosa uterina, el proceso alcanza el endometrio.

2 En la segunda etapa, puedes observar la derrota de las capas más profundas, lo que puede afectar a la capa intermedia.

3 En la tercera etapa de la enfermedad, la lesión alcanza la cubierta serosa del útero.

4 La última cuarta etapa final se acompaña de una lesión de la hoja parietal del peritoneo.

Diagnóstico diferencial de cambios patológicos en la pared uterina, ¿qué es y cómo va?

A menudo, la enfermedad se detecta simultáneamente con una serie de otras patologías. La mayoría de las veces, la mujer se enfrenta a la enfermedad, en presencia de problemas como un quiste en el cuello uterino, metritis en la etapa crónica, proliferación del aparato folicular y otras enfermedades en los órganos genitales femeninos. При наличии каждого из упомянутых ваших заболеваний можно отметить наличие изменений, происходящий о области матки и остальных половых органов.

Что делать, как лечить эндометриоз?

Если женщине был поставлен такой диагноз, то необходимо начинать своевременное лечение. Терапия необходима не только для устранения неприятных симптомов, но и если возникли проблемы с зачатием ребенка. Si hablamos de opciones de tratamiento, en este caso puede resultar más pobre:

1 Tratamiento con medicamentos hormonales. Esta acción es necesaria para volver a la normalidad el equilibrio de hormonas que se han violado como resultado de la enfermedad. Desafortunadamente, tal terapia no siempre puede presumir de un resultado efectivo,

2 Para evitar que la enfermedad se propague a la mucosa uterina, las áreas afectadas se cauterizan. Este método de terapia es la forma más efectiva de deshacerse de la enfermedad.

Al elegir uno u otro método de terapia, en este caso es muy importante excluir la probabilidad de que ocurran ciertas complicaciones. Estas patologías pueden ocurrir como resultado de cambios difusos en el miometrio. En cualquier caso, no es necesario posponer el tratamiento, ya que puede tener consecuencias muy negativas.

Características de la estructura de las capas del útero.

En la estructura de la capa muscular hay tres componentes:

  • Interno, que consiste en fibras longitudinales,
  • Medio, que es un músculo circular. Esta capa es la más fuerte. Debido a la presencia de vasos sanguíneos, el útero cuenta con los elementos beneficiosos necesarios,
  • Externa, constituida por músculos longitudinales y cubierta con una membrana serosa.

La capacidad de contraer está garantizada precisamente por la presencia de diferentes capas del miometrio. Esta habilidad es necesaria para asegurar la liberación del flujo menstrual. Además, esta estructura del miometrio ayuda al útero a realizar la función del llamado "almacenamiento" durante el embarazo. A medida que el feto crece, el útero también aumenta de tamaño, y después del final de la gestación, con la ayuda de los mismos músculos, el feto es expulsado del cuerpo de la mujer.

Como identificar

Cuando aparecen una sensación desagradable y los primeros signos característicos de la endometriosis, se prescribe al paciente un diagnóstico exhaustivo. Una visita a un ginecólogo y un examen de ultrasonido son necesarios para hacer un diagnóstico correcto. Supongamos que la presencia de endometriosis puede estar en la recepción en el ginecólogo para el aumento del tamaño del útero. Pero el resultado más preciso solo puede ser dado por el diagnóstico por ultrasonido, que permite detectar cambios difusos en el miometrio, para determinar el grado de heterogeneidad de la ecoestructura y la profundidad de crecimiento del endometrio.

La endometriosis como causa común.

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad pueden ser de diferente naturaleza. Todo depende de la severidad de los cambios difusos. El diagnóstico permite identificar tres grados de desarrollo de la patología según el tipo de adenomiosis:

  • Grado 1: el miometrio tiene una estructura no uniforme con cambios menores,
  • 2 grados: la germinación endometrial alcanza la mitad de la capa muscular,
  • Grado 3: los tejidos endometriales crecen completamente en el miometrio y pueden llegar a la membrana serosa.

Inicialmente, el curso de la endometriosis es asintomático, por lo que las mujeres pueden no ser conscientes de los cambios que ocurren en el cuerpo. Cuando la enfermedad entra en una etapa difícil, hay signos característicos. El síntoma principal es el sangrado uterino y el dolor intenso. Hay manchas en la mitad del ciclo y, en la mayoría de los casos, el ciclo menstrual se alarga.

La forma desatendida de la enfermedad a menudo causa anemia, somnolencia, mareos frecuentes y desmayos. Hasta que se administre el tratamiento, estos síntomas no desaparecerán.

La etapa inicial de la enfermedad a menudo tiene un curso oculto (asintomático). Sin embargo, la germinación adicional del endometrio es más pronunciada. Los principales signos de cambios difusos en el miometrio incluyen:

  • Secreción sangrienta abundante durante la menstruación, acompañada de dolor intenso,
  • Dolor doloroso en la parte baja del abdomen en la mitad del ciclo,
  • Detectando unos días antes del inicio de la menstruación,
  • Un aumento notable en el tamaño del útero,
  • Malestar durante las relaciones sexuales,
  • Dolor al presionar sobre el área del útero y al orinar,
  • Problemas con la concepción y el transporte de un feto.

Metodos de tratamiento

Si a una mujer se le diagnostica un cambio difuso de miometrio, es necesario seleccionar la terapia más adecuada. Para hacer esto, primero determine la gravedad de la enfermedad y la presencia de síntomas asociados. Para deshacerse de los efectos de la endometriosis, se utilizan los siguientes métodos:

  • Tratamiento de drogas (drogas),
  • Tratamiento quirúrgico.

Medicinales

La terapia con medicamentos se basa en el uso de hormonas: gestágenos, antigonadotropinas, estrógeno-gestogenov y otros grupos. Todos estos fármacos son muy efectivos para combatir los cambios difusos solo en la etapa inicial del desarrollo de la patología. Cuando la endometriosis se diagnostica de forma continua, no siempre es posible lograr un resultado.

Síntomas de cambios difusos.

La estructura heterogénea del miometrio a menudo no muestra ningún síntoma. La alteración hormonal, la anemia, el estrés severo y las infecciones genitales pueden provocar tales cambios. Al mismo tiempo, se observan las siguientes manifestaciones clínicas:

  • períodos excesivamente pesados,
  • Síndrome de dolor pronunciado en el período regulatorio.
  • malestar urinario,
  • malestar durante la intimidad,
  • dolor observado durante la ovulación,
  • escaso marrón en la segunda mitad y mitad del ciclo,
  • La imposibilidad de la concepción.

Miometria durante el embarazo

El miometrio heterogéneo a menudo se detecta en mujeres embarazadas en el curso de la realización de un ultrasonido planificado y con frecuencia indica la presencia de patología. En este caso, el médico supervisa constantemente el estado de la capa muscular. Esto se debe al hecho de que el engrosamiento local causa problemas graves. La hiperecogenicidad (la presencia de sellos anormales) puede conducir a la ruptura del revestimiento uterino.

Una mujer embarazada en este caso, el médico registra y examina sistemáticamente. Las enfermedades que provocan tales cambios en la capa uterina pueden causar complicaciones graves durante el parto. Con el crecimiento de los fibromas durante el embarazo será difícil.

Durante el parto, no se excluye una contracción inadecuada del órgano, así como la aparición de sangrado. En ausencia de terapia, la fibrosis a menudo se desarrolla y se forman cicatrices, lo que lleva a la ruptura del canal del parto.

En el primer trimestre, un cambio en la estructura del tejido muscular del útero puede causar su tono excesivo. En este caso, el riesgo de aborto espontáneo aumenta significativamente. En una fecha posterior, el parto no se excluye antes del tiempo prescrito.

La aparición de desviaciones de la norma.

La estructura homogénea del tejido muscular del órgano reproductor es un indicador de la norma. Se permiten cambios menores en ciertas fases del ciclo menstrual, pero solo en ausencia de síntomas concomitantes, enfermedades inflamatorias e infecciosas.

No hay límites claros entre las capas. Su grosor aumenta hacia la parte inferior del útero. Debido a esto, el cuerpo puede ser completamente reducido en el proceso de labor.

La estructura heterogénea se observa tanto por razones fisiológicas como patológicas. Al mismo tiempo ocurren cambios naturales al momento de la menopausia.

La condición patológica del miometrio se detecta durante la ecografía. Esto tiene en cuenta indicadores como la ecogenicidad, el tamaño del útero, el tono y el grosor de las capas. Gracias a los datos obtenidos, es posible identificar la causa que provocó tales cambios estructurales.

¿Por qué ocurre una violación?

El miometrio homogéneo es normal. Los cambios en la estructura de la capa muscular y mucosa del útero pueden ocurrir debido al desarrollo de diversas patologías. Más a menudo, estos síntomas se observan en la adenomiosis y el mioma.

Esta patología se caracteriza por el crecimiento excesivo del endometrio y el daño a la capa muscular del útero. El desarrollo de la enfermedad se debe a las fluctuaciones hormonales que se pueden observar en mujeres de todas las categorías de edad.

En la adenomiosis, el engrosamiento local del miometrio se produce debido al crecimiento patológico del endometrio. Tales cambios son de varios tipos:

  1. Bolsillos ciegos ramificados en forma de surcos, que conectan con el endometrio. La ecografía en este caso muestra la heterogeneidad del miometrio y su estructura celular. En el futuro, la germinación de todo el grosor de la capa muscular y la aparición de tumores similares a la fístula entre el útero y otros órganos del sistema reproductivo.
  2. Los centros nodales cerrados de forma redondeada llenos de líquido de color marrón oscuro o sangre. Como regla general, son múltiples, difieren en tamaño y se distribuyen aleatoriamente a lo largo de las paredes del órgano reproductivo. Un examen de ultrasonido muestra que la capa muscular es desigual y tiene signos de adenomiosis.

En diferentes períodos del ciclo, los tejidos afectados experimentan cambios y provocan el inicio del proceso inflamatorio. Bajo la influencia de las hormonas, las células endometriales comienzan a crecer y rechazarse de la misma manera que en las membranas mucosas del órgano reproductor. Esto conduce a sangrado acíclico y dolor en el abdomen.

La menstruación se vuelve excesivamente profusa y prolongada. El síndrome del dolor se vuelve pronunciado. Fuera del periodo regulado, aparece la secreción parda. Como resultado, la anemia y la infertilidad se desarrollan.

Este es un tumor benigno que crece en el útero debido a trastornos hormonales. Más a menudo, a las mujeres se les diagnostica fibromas durante la menopausia y son causadas por cambios relacionados con la edad en el sistema reproductivo.

El tumor es un nodo, cuya formación se debe al engrosamiento y al crecimiento local del miometrio. Un episodio puede estar localizado dentro de la capa muscular y sobresalir en la dirección del endometrio. Su base es ancha o en forma de una pierna delgada.

Los miomas pueden ser múltiples e individuales, tienen diferentes tamaños y ocurren en cualquier área. Neoplasia difusa menos frecuente.

Dependiendo de la forma de la patología, la ecografía muestra los siguientes cambios:

  1. El mioma nodular parece un cambio local en la capa muscular y su aumento. El órgano reproductor está deformado. La hiperecina hipoecoica, tiene una estructura heterogénea. En la periferia, se mejora el patrón vascular. En el grosor del tumor, a menudo se detectan focos suavizados, necrosis y hemorragias.
  2. Con el mioma difuso, el órgano reproductor está agrandado y engrosado casi uniformemente. La capa muscular tiene una estructura heterogénea, hipoecoica, está marcada por focos de fibrosis. A menudo esto provoca la calcificación de los tejidos.

Los principales síntomas de los fibromas son dolor en la región pélvica, sangrado acíclico de la vagina y trastornos menstruales. A menudo, el cuadro clínico se borra, para detectar el mioma es posible solo durante la ecografía planificada.

También hay otras causas de cambios difusos en el miometrio. La anemia, la endometriosis y otras patologías endometriales pueden provocar un proceso similar.

Tratamiento de los cambios miometriales.

El esquema de tratamiento de los cambios difusos en el tejido muscular depende en gran medida de la gravedad de la enfermedad, la edad de la mujer y la presencia de patologías asociadas. Se pueden utilizar métodos tanto quirúrgicos como médicos.

Entre los principales objetivos de la terapia se encuentran los siguientes:

  • prevención de complicaciones,
  • suprimir el proceso de producción de estrógenos para prevenir un mayor desarrollo de la patología,
  • preservación de la función reproductiva
  • Prevención de la degeneración celular en cáncer.
  • Eliminación de los síntomas concomitantes.

En el curso del tratamiento, los medicamentos se utilizan en diversas formas. Esto puede ser un medio de acción local, que se introduce en la vagina, y tabletas. Se comienzan a usar solo según lo prescrito por un médico.

Terapia hormonal miometrio heterogéneo estructura se lleva a cabo cursos. La recepción de medicamentos comienza después de la menstruación y continúa durante tres semanas, luego se toma un descanso de siete días y continúa el tratamiento. Se utilizan los siguientes grupos de medicamentos:

  • Anticonceptivos de estrógeno-progestina (Diane-35, No-Ovlon, Desmoulinas, Yarin o Jes). Con su ayuda, se suprime el proceso de ovulación y la producción de estrógenos. Los medicamentos son efectivos en las etapas iniciales del desarrollo de la enfermedad,
  • medicamentos de progestina (Norkolut, Vizanna o Utrozhestan). Los medicamentos de este grupo se prescriben para diversos grados de daño tisular,
  • Agonistas de la hormona liberadora gonadotrópica (Danogen, Danol o Nemestran).

La terapia hormonal da un efecto pronunciado. Cuando se combina con la cirugía, el riesgo de recaída se minimiza.

El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación de las lesiones. En este caso, se pueden utilizar métodos como:

  • laparoscopia
  • vaporización por láser,
  • criodestrucción

Después de la cirugía, el cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Después de varios meses, la fertilización exitosa es posible.

Prevención

Para prevenir los cambios difusos del miometrio y el desarrollo de patologías que provocan este proceso, es necesario someterse a un examen sistemático por parte de un ginecólogo y un examen de ultrasonido cada seis meses. Esto es especialmente cierto en el caso de las adolescentes, mujeres que se han sometido a una cirugía en los órganos del sistema genitourinario. Además, debe seguir las reglas de higiene y enjuagar las zonas íntimas dos veces al día.

Ante la aparición de síntomas sospechosos, debe comunicarse de inmediato con un ginecólogo. La detección temprana de la enfermedad es mucho más fácil de tratar.

La estructura difusa-heterogénea de la capa muscular del útero indica el comienzo del proceso patológico, que debe eliminarse lo antes posible. Es posible identificar tales cambios solo durante la ecografía. Inmediatamente después de esto, se prescribe un curso de terapia.

Quirurgico

Si el método conservador de tratamiento con medicamentos hormonales no produjo el efecto esperado, la cirugía saldrá al rescate. Anteriormente, las mujeres a las que se les diagnosticó un cambio difuso del miometrio, se sometieron a una cirugía para extirpar el útero, pero ahora la medicina moderna permite el uso de la cirugía con la preservación del órgano femenino: la laparoscopia.

Esta operación le permite eliminar los focos de endometriosis, mientras se restaura la función reproductiva de las mujeres. Sin embargo, después del tratamiento quirúrgico existe un riesgo de recurrencia - re-desarrollo de la patología. Para reducir esta probabilidad, a los pacientes se les prescribe terapia hormonal en combinación con preparaciones a base de hierbas para normalizar los niveles hormonales.

¿Qué es el miometrio?

Antes de comenzar a considerar el tema de los cambios difusos y de otro tipo en los tejidos corporales de una mujer, primero debe comprender a qué tejidos se hace referencia en general. Uno de los órganos principales del sistema reproductor femenino es el útero. Es durante los primeros 7-9 meses después de la concepción que el pequeño hombre se forma, crece y se desarrolla: una copia en miniatura de su mamá y su papá. Es gracias a las contracciones rítmicas de la pared uterina que un hijo o una hija en el tiempo asignado tiene la oportunidad de ir más allá de los límites del organismo de la madre y ver el mundo.

El útero de la mujer es un órgano en forma de pera ubicado en el centro de la pelvis. Su vecino más cercano es la vejiga en un lado y el recto en el otro. Dependiendo de la plenitud, pueden inclinar ligeramente el útero hacia adelante o hacia atrás.

El útero se considera un órgano hueco, en el que por el momento solo hay espacio vacío. El cuerpo consta de 3 secciones: la parte inferior, el cuerpo y el cuello, que fluyen hacia la cavidad vaginal.

Las paredes del útero también tienen 3 capas:

  • La capa externa o serosa, idéntica a la superficie de la vejiga y considerada como su continuación, se llama perimetría,
  • La capa más interna o muscular, que es la más gruesa y es una colección de fibras musculares y elásticas, así como tejido conectivo, se llama miometrio,
  • La capa interna o mucosa, que consiste en la capa basal y funcional y es una capa de epitelio cilíndrico unido a la base del tejido conjuntivo, se denomina endometrio.

El miometrio, los cambios difusos de los cuales nos comprometimos a considerar en este artículo, a su vez es un tejido de múltiples capas:

  • La capa externa o subserosal es un tejido delgado de forma longitudinal y algunas de las fibras circulares se unen firmemente a la perimetría,
  • La capa media o vascular es la parte más fuerte y más gruesa del miometrio, que consiste en fibras circulares y ricas en vasos sanguíneos.
  • La capa interna o submucosa es nuevamente un tejido delgado que está representado por fibras longitudinales y se ajusta firmemente al endometrio.

Cuando hablamos sobre el hecho de que el útero no solo durante el embarazo salva al feto humano en sí mismo, sino que también lo ayuda a salir cuando el cuerpo del bebé ya es capaz de una existencia independiente. Desafortunadamente, a veces con ciertas violaciones, el feto tiene que abandonar el útero materno antes de que no sea viable, y en este caso hablan de aborto involuntario o parto prematuro.

Как же матка помогает вытолкнуть ребенка в свет? При помощи своего внутреннего слоя – миометрия. Ритмично сокращаясь, он способствует продвижению малыша родовыми путями. Está claro que el estado de esta capa determina en gran medida si una mujer puede soportar el embarazo y tener un bebé sola. Y cualquier cambio en la capa muscular uterina no puede afectar su funcionalidad.

Normalmente, el miometrio recubre el útero con una capa uniforme, es decir, su grosor es aproximadamente el mismo y no se encuentran sellos o huecos patológicos dentro de la membrana muscular. Esta capa muscular está funcionando normalmente. Sentimos sus contracciones tangibles en el período de menstruación, así como en la víspera y durante el parto.

Pero el endometrio durante el ciclo menstrual cambia significativamente su grosor: de 1-2 mm al inicio del ciclo y hasta 15 mm durante el período de sangrado menstrual. Ambas capas están estrechamente relacionadas entre sí, por lo que los cambios patológicos en el endometrio a menudo afectan la capa interna del útero, interrumpiendo su rendimiento.

Los cambios difusos en el miometrio son trastornos difusos de la estructura y funcionalidad de la capa interna del útero, que afectan a todo el órgano, y no a sus secciones individuales. Y la gravedad de estos cambios es la salud de la mujer y la capacidad de ser madre.

Epidemiologia

Según las estadísticas, la endometriosis es una de las patologías más comunes del sistema reproductivo de las mujeres (aunque existen casos de esta enfermedad en los hombres que afectan los órganos pélvicos). El número de mujeres con este diagnóstico se está acercando agresivamente al número de pacientes con patologías inflamatorias de los órganos pélvicos.

En la práctica, se observó que la mitad de los casos de desarrollo de adenomiosis (proliferación de células epiteliales dentro del útero) y endometriosis (germinación de células endometriales en otros órganos cercanos) se asocia con enfermedades de la tiroides (más a menudo se conoce como una patología autoinmune llamada tiroiditis, caracterizada por un proceso inflamatorio crónico). en los tejidos de la glándula tiroides, o disfunción de la glándula pituitaria). Esto hace posible sospechar estas patologías de participación en el desarrollo de procesos displásicos en el útero y los tejidos adyacentes.

El porcentaje de mujeres en edad reproductiva que sufren endometriosis en diversos grados, en todo el mundo, se acerca al 10-11%. Los cambios difusos pronunciados y moderados del miometrio, que indican el desarrollo de la endometriosis, se detectan en más del 30% de las mujeres diagnosticadas de "infertilidad". Alrededor del 75% de las mujeres con cambios displásicos en los tejidos del útero no pueden tener hijos.

Causas de cambios difusos en el miometrio uterino

Si una mujer ve las palabras "miometrio heterogéneo" en los resultados del ultrasonido, entonces ella, por supuesto, comienza a preocuparse por lo que esto puede significar para ella. El concepto mismo de heterogeneidad de la capa interna del útero habla de cambios difusos en ella. Pero estos cambios deben verse en el contexto de la edad.

En el período posmenopáusico, el miometrio heterogéneo se considera una variante de la norma. Los cambios en el fondo hormonal de una mujer en este momento dictan sus propias reglas. En la edad reproductiva durante la menstruación, la capa mucosa del útero se engrosa, y cuando llega la menopausia, ya no se observan tales cambios. El endometrio se vuelve más delgado, y como está relacionado directamente con el miometrio, los procesos degenerativos también lo abarcan.

Para las mujeres mayores de 45 años después del inicio de la menopausia, los cambios difusos del miometrio no representan un peligro. Este es un proceso fisiológico natural del envejecimiento causado por cambios hormonales. El discurso sobre el embarazo y el deseo de tener un hijo a esta edad generalmente no vale la pena, por lo que la heterogeneidad del miometrio en los resultados de la ecografía puede simplemente ignorarse si no se trata de una sospecha de procesos oncológicos.

Pero a una edad temprana, cuando la mayoría de las mujeres sueñan con ser madres, los cambios en la estructura y funcionalidad de la capa muscular más fuerte del útero representan una amenaza real para el sueño y la salud de la mujer. Normalmente, el endometrio del útero se ajusta fuertemente al miometrio. Si las células de la capa mucosa comienzan a invadir la capa muscular, dicen sobre la etapa inicial de la endometriosis: la adenomiosis. La germinación más profunda del endometrio en el miometrio y la perimetría se llama endometriosis. Cuando el proceso va más allá del útero, los médicos diagnostican la endometriosis ectópica.

Si la germinación endometrial en la capa muscular no se produce, y su grosor aumenta solo debido a la proliferación de células en el útero, los médicos hablan sobre el diagnóstico límite "displasia endometrial del útero" (a menudo displasia cervical, si el proceso no afecta a todo el órgano, sino solo a su final). parte redondeada).

El mecanismo de los cambios difusos en el miometrio y el endometrio todavía no se ha estudiado en su totalidad. Los médicos tienen varias teorías sobre el desarrollo del proceso patológico. Algunos de los especialistas están buscando las causas de los cambios en los tejidos de la pared uterina en una predisposición genética, pero asocian directamente la formación de un foco de lesión con cambios hormonales en el cuerpo. Los científicos creen que, en el contexto de un trastorno de la producción de hormonas, el proceso iniciado originalmente a nivel del ADN se activa y las células endometriales comienzan a crecer incontrolablemente, tanto dentro como fuera del útero, dañando la estructura de la capa muscular.

La teoría hormonal se confirma por los cambios en el grosor del endometrio en diferentes fases del ciclo menstrual, debido a los cambios en los niveles hormonales. Esta teoría se apoya en el hecho de que durante el embarazo y la menopausia, el proceso tiene la dirección opuesta, es decir, El grosor del endometrio se reduce, como al comienzo del ciclo menstrual.

La segunda teoría principal del desarrollo de la displasia y la endometriosis se considera la implantación. De acuerdo con esto, la patogenia de la enfermedad se basa en la capacidad de las células endometriales rechazadas bajo ciertas condiciones desfavorables para formar focos de cambios difusos en la forma de procesos tumorales.

Factores de riesgo

Según esta teoría, los factores de riesgo para la aparición de cambios difusos y focales en el miometrio se convierten en:

  • abortos y limpiezas pasadas, en las cuales se daña la capa interna del útero (y cuanto mayor es la frecuencia de abortos, mayor es el riesgo de desarrollar el proceso patológico),
  • cualquier otra intervención en el útero, incluida la cesárea, el legrado durante los procesos inflamatorios graves, la eliminación de formaciones quísticas y pólipos, el tratamiento quirúrgico de los fibromas uterinos, que es un tumor benigno, el tratamiento quirúrgico del cáncer en el útero,
  • infección de los tejidos del útero (la infección en el útero, que a menudo ocurre durante el sangrado menstrual, cuando el cuello uterino está entreabierta, provoca un proceso inflamatorio en el endometrio, que ya provoca cambios displásicos en la capa interna y luego en la capa media).

Ahora para las condiciones adversas que aumentan el riesgo de endometriosis. Estos son:

  • Enfermedades inflamatorias y especialmente infecciosas e inflamatorias de los órganos genitales internos y externos, órganos de la pelvis pequeña (la comunicación sexual promiscua y el incumplimiento de la higiene íntima son un factor de riesgo).
  • desequilibrios hormonales y situaciones estresantes que causan trastornos en el sistema neuroendocrino,
  • Cualquier enfermedad endocrina que cause alteraciones hormonales y metabólicas,
  • disrupción de las glándulas endocrinas (como parte del endometrio, además del epitelio cilíndrico ciliar, hay células secretoras),
  • cualquier proceso tumoral en el útero,
  • anemia, trastornos del sistema inmunológico, reducción de las defensas del cuerpo debido a enfermedades crónicas,
  • Deficiencias nutricionales con deficiencia de vitaminas y microelementos.
  • malos hábitos: fumar, el abuso del alcohol, la pasión por las bebidas que contienen cafeína, así como la medicación no controlada,
  • complicado durante el embarazo y el parto,
  • efectos negativos de la radiación solar UV (si existe una predisposición a la displasia endometrial, la exposición prolongada o frecuente del cuerpo a la luz solar puede desencadenar el desarrollo del proceso patológico),
  • La inyección de sangre con partículas de células epiteliales durante la menstruación en las trompas de Falopio y su asentamiento en los ovarios puede provocar cambios difusos en el miometrio y los ovarios.

Dependiendo de dónde caen exactamente las células rechazadas del endometrio de la sangre menstrual y dónde comienzan a dividirse activamente, los cambios difusos pueden cubrir diferentes partes del sistema reproductor femenino y no solo eso. Si se observa el crecimiento de células endometriales no solo en el interior del útero, sino también en su parte final, que se conecta con la vagina, hablan de cambios difusos en el miometrio del cuerpo y el cuello uterino.

La entrada de dichas células en la vagina, en la vejiga y en el peritoneo, con su asentamiento en las paredes de los órganos en condiciones apropiadas, puede causar endometriosis de la vagina, vejiga o peritoneo. Si al mismo tiempo las células endometriales germinan en el tejido rectal, dicen acerca de la forma rectovaginal de la endometriosis.

Hay otra hipótesis, llamada metaplásica. Según esta versión del desarrollo de eventos, las células desprendidas del endometrio no sobreviven en las paredes del útero y otros órganos cercanos, sino que provocan cambios metaplásicos en otras células. En apoyo de esta hipótesis, existe el hecho de que en algunos casos la endometritis puede degenerar en tumores malignos.

Síntomas de cambios difusos en el miometrio uterino.

Como vemos, la perspectiva para mujeres jóvenes con frecuentes abortos y limpiezas es desagradable. En algún momento, pueden escuchar un diagnóstico aterrador, incluso sin sospechar que no todo está bien con el sistema reproductivo. El hecho es que los cambios difusos en el miometrio pueden no recordarse a sí mismos durante mucho tiempo, porque hasta cierto tiempo no se consideran patología.

Ya hemos dicho que tales cambios en los tejidos del útero se consideran normales durante la menopausia, y algunas mujeres jóvenes sanas tienen una estructura heterogénea del miometrio que se hereda. En este último caso, estamos hablando de una heterogeneidad débilmente expresada, en la que la diferencia entre las capas es insignificante, y otros parámetros del útero (el tamaño del órgano y el grosor de sus paredes) están dentro del rango normal. Tales cambios en los tejidos del útero que las mujeres usualmente no sienten en absoluto.

Pero se pueden sentir los cambios patológicos causados ​​por los factores provocadores. Sin embargo, una mujer puede simplemente ignorar estos síntomas no específicos o descartar su apariencia por otras razones. Así que los primeros signos de endometriosis pueden ser:

  • tirón no expresado o dolor compresivo en la parte inferior del abdomen, que ocurre con mayor frecuencia durante la ovulación, así como en la víspera de la menstruación (estos síntomas suelen ser ignorados por las mujeres)
  • dolor muy fuerte durante la menstruación (bajo umbral de dolor, endometritis, malformaciones congénitas del útero también puede ser la causa),
  • dolor durante el coito, que muchos culpan a la discrepancia entre los tamaños de los genitales de un hombre y una mujer, la inexperiencia de una pareja sexual, la ubicación incorrecta del útero (su curva),
  • dolor vago durante la micción y los movimientos intestinales,
  • sangrado menstrual demasiado intenso
  • irregularidades menstruales (este síntoma es característico no solo de las patologías del sistema urogenital),

Más tarde, hay secreción sanguinolenta y pequeñas hemorragias entre períodos, lo que obliga a la joven a estar alerta, especialmente si se repiten repetidamente.

Dolor abdominal incompleto a medida que avanza la endometriosis del útero puede llegar a ser más largo y más intenso, dando a la ingle y la espalda baja. A menudo, la aparición de dolor pélvico crónico hace que el paciente acuda al médico, aunque con un examen ginecológico regular, los cambios en el tamaño y el estado del útero se pueden detectar mucho antes.

Los cambios difusos en el miometrio, según los propios médicos, no se consideran un diagnóstico completo. Bajo el concepto de miometrio heterogéneo, implican una desviación de la norma, que no necesariamente debe considerarse patología. Los cambios menores en la estructura del endometrio y el miometrio pueden ser igualmente una característica congénita o una patología adquirida.

Pero los cambios moderados y difusos del miometrio ya hablan de las etapas iniciales de una patología grave: la endometriosis. Dado que la endometriosis se origina en el útero, en las primeras etapas de la enfermedad, cuando solo crecen los tejidos del órgano, es necesario hablar más sobre la adenomiosis.

Los cambios miometriales difusos del tipo de adenomiosis son una lesión de los tejidos dentro del útero. En la primera etapa de esta enfermedad, se observan algunos cambios en el endometrio, y sus células individuales se pueden encontrar en la capa submucosa del miometrio. La segunda etapa ya se caracteriza por una lesión de casi la mitad de la capa muscular, mientras que en la tercera etapa la penetración epitelial se observa a una profundidad de más de la mitad del espesor del miometrio. La cuarta etapa de la enfermedad es una lesión de toda la capa muscular y los órganos que están cerca de la ubicación, es decir, Endometriosis directamente.

Si la causa de los cambios en la estructura de varias capas de la pared del útero es un daño mecánico durante las medidas terapéuticas, los diagnósticos y los abortos, la ecografía puede mostrar cambios focales difusos en el miometrio. Esto sugiere que no todo el miometrio que recubre el útero está sujeto a cambios, sino solo sus secciones individuales de diversas localizaciones, que varían en tamaño de 2 mm a 1,5 cm (áreas donde hubo daños en la pared uterina).

También es posible la aparición de múltiples focos pequeños individuales (hasta 5-6 mm) de forma redonda sin contornos claros y una cápsula superficial. En este caso, hablan de cambios nodales difusos del miometrio.

Complicaciones y consecuencias.

Los cambios difusos en el miometrio en sí mismos son violaciones comunes de la estructura de la pared uterina, cuando la elasticidad y la funcionalidad de la capa muscular se violan por la introducción de más células endometriales sueltas en ella. Para una mujer que no planea convertirse en madre, esta situación parece bastante segura, especialmente si no causa incomodidad y sensaciones desagradables. Pero el proceso puede cubrir gradualmente un área más grande del útero y transferirse a otros órganos, por lo tanto, dejar este trastorno sin tratamiento significa incurrir en nuevos problemas de salud.

Gradualmente, los cambios difusos en la pared uterina se convertirán en adenomiosis, e incluso se propagarán más allá del útero. Esto estará acompañado por la aparición de varios síntomas de la enfermedad (por lo general, los síntomas aparecen en 2 o 3 etapas de la enfermedad). Los períodos dolorosos y la gran pérdida de sangre a menudo llevan al desarrollo de anemia por deficiencia de hierro. Además de debilidad, mareos, fatiga, falta de aliento y desmayos, esta enfermedad conlleva una disminución en la resistencia del cuerpo a las infecciones. Además, estos pacientes son más susceptibles a la influencia de los factores de estrés, por lo que a menudo se les diagnostica neurosis.

Los dolores durante la menstruación son dolorosos durante el coito, lo que no permite que una mujer obtenga el placer deseado. La insatisfacción con el sexo lleva a una mayor irritabilidad y conflicto. Los fracasos regulares de las mujeres en la proximidad sexual son una causa frecuente de discordia en la familia.

Muchas mujeres jóvenes están preocupadas por la pregunta lógica. ¿Es posible quedar embarazada con cambios difusos en el miometrio? Una respuesta inequívoca a esta pregunta es imposible. Aunque hay mucha información de que las mujeres con este diagnóstico tienen grandes dificultades no solo para llevar un embarazo, sino también con la concepción de un niño. Con el desarrollo de adenomiosis en la mitad del caso, existe una violación de la estructura del endometrio y el desarrollo de adherencias que impiden que el óvulo fertilizado ingrese al útero (a menudo, esta situación termina con un embarazo ectópico).

Pero incluso si la concepción ocurrió y el óvulo se implantó en el útero, no hay garantía de que permanezca allí durante 9 meses y que el bebé nazca a tiempo. Los cambios difusos en el miometrio durante el embarazo son un factor de riesgo importante para los abortos espontáneos y el parto prematuro. Los cambios displásicos en los tejidos del útero se acompañan de sangrado intermenstrual, que a su vez provoca procesos inflamatorios. La inflamación de los tejidos del útero y el aumento de su tono conllevan la amenaza de la interrupción temprana del embarazo.

En cuanto a las mujeres de edad y las que parecen no estar en peligro, entonces no hay necesidad de relajarse. El proceso inflamatorio en el área de un útero que sangra regularmente conduce a la formación de adherencias, causando dolor crónico persistente y la fusión de los órganos pélvicos. Si las células endometriales se extienden más allá del útero y comienzan a crecer en las paredes de otros órganos, también comienzan a sangrar. En los ovarios en este contexto pueden formarse quistes, la mitad de los cuales está llena de sangre menstrual.

La proliferación de tejido uterino lleva a su aumento. El útero comprime otros órganos cercanos y puede causar dolor neurológico.

Но самой большой опасностью таких осложнений как анедомиоз и эндометриоз считается преобразование клеток опухоли в злокачественные. И хотя риск такого преобразования невелик (не более 3%), но его последствия столь страшны, что не брать в учет такую возможность нельзя.

Диагностика диффузных изменений миометрия матки

Dado que los cambios difusos del miometrio se consideran una afección patológica, que al principio puede no presentar ningún síntoma, generalmente se detectan durante un examen de rutina o durante un examen de ultrasonido (por ejemplo, durante el embarazo o la incapacidad de quedar embarazada durante mucho tiempo). Está claro que visualmente, cuando se lo ve en una silla, el ginecólogo no puede ver tales cambios, pero la proliferación de tejido uterino se acompaña de su aumento y cambio en la forma (toma la forma de una bola), que el especialista descubrirá.

Un examen ginecológico, que se realiza mejor en la víspera de la menstruación, puede mostrar la presencia de tubérculos y nodos en la superficie del órgano y en los tejidos cercanos. Si esta imagen también es confirmada por las quejas del paciente sobre los períodos dolorosos y abundantes, que duran de 6 a 7 días, dolor durante el contacto sexual, la aparición de síntomas de anemia, el médico puede hacer un diagnóstico preliminar: adenomiosis. Si no hay quejas, sospeche de una condición límite, que puede convertirse en una enfermedad o permanecer en la misma etapa.

Para evaluar el estado de los órganos vitales y el propósito del tratamiento, a las mujeres se les prescribe un conjunto estándar de pruebas de laboratorio: análisis de orina y hemograma. Los mismos análisis ayudarán a identificar y evaluar la extensión del proceso inflamatorio en el cuerpo de una mujer (sin determinar su localización) y la presencia de células malignas. Para evaluar el estado del fondo hormonal, que tiene un impacto directo en el desarrollo de enfermedades con cambios difusos del miometrio y el endometrio, se prescribe un análisis de sangre para detectar hormonas.

También es obligatorio un frotis vaginal, cuya microscopía no solo revelará la presencia de infecciones en el sistema reproductor (bacterias, virus, hongos, etc.), sino que también permitirá detectar una gran cantidad de epitelio cilíndrico liberado desde el útero durante los procesos inflamatorios y displásicos.

Y, sin embargo, los análisis, aunque complementan la imagen existente, no nos permiten por sí mismos confirmar el diagnóstico. Pero en esto se logra el diagnóstico instrumental. Aquí, el diagnóstico por ultrasonido se pone de relieve. Si se sospechan cambios difusos en el miometrio, al paciente se le prescribe una ecografía del útero o pelvis pequeña. En una pantalla de computadora, un médico no solo puede ver los cambios en el tamaño del útero, sino que también puede realizar mediciones del grosor de sus paredes, y considerar cuidadosamente los focos patológicos.

Los signos ecográficos de cambios difusos en el miometrio permiten al médico no solo hacer un diagnóstico con un 90% de certeza, sino también evaluar el grado de desarrollo de la enfermedad. Los diferentes tejidos del cuerpo tienen una capacidad diferente para reflejar las ondas ultrasónicas, por lo que la ecogenicidad es un criterio importante para el diagnóstico por ultrasonido. El aumento de la ecogenicidad de un sitio de tejido indica la presencia de cambios difusos en él. El desenfoque de los contornos y la heterogeneidad del miometrio también indican tales cambios.

Las áreas de hiperecogenicidad en el útero indican sellos en sus tejidos. En la forma difusa de la adenomiosis (endometriosis), se observan pequeñas consolidaciones en toda la superficie del útero, es decir, El miometrio tiene una estructura celular. Las inclusiones hiperecoicas están dispersas en toda la zona del órgano y tienen dimensiones limitadas (hasta 5 mm).

Un papel importante en el diagnóstico de patología tiene el tamaño del útero. Por lo tanto, en las mujeres que no han dado a luz, el cuello uterino puede tener un ancho de 2-2, 5 cm, y la longitud y el grosor estarán dentro de los 2.5-3.5 cm. El cuerpo del útero: largo y grosor dentro de 3.8-5 cm, ancho 2, 7-3.7 cm. Sin embargo, el embarazo y el parto tienen poco efecto sobre el tamaño del órgano, así como los cambios relacionados con la edad en el período de la menopausia.

Pero todavía se puede notar un aumento normal en el útero solo durante el embarazo a medida que el feto crece y se desarrolla en su interior. Durante los primeros 2 meses de embarazo, el útero aumenta de tamaño 3 veces. Con la endometriosis, el tamaño del útero será aproximadamente el mismo que el de la futura madre, cuyo período de gestación es de 5 a 9 semanas. Resulta que el tamaño del útero aumentará de 1.5 a 3 veces.

En la etapa inicial de la endometriosis, la ecografía puede no mostrar cambios significativos en el miometrio. Las pequeñas inclusiones hiperecoicas pueden incluso pasar desapercibidas. PERO, cuanto mayor es el grosor del endometrio, más pronunciados son los signos de eco de los cambios difusos.

Los cambios difusos del miometrio por el tipo de adenomiosis en cualquier etapa de la patología se pueden establecer mediante examen endoscópico: laparoscopia. El estudio también le permite evaluar el grado de crecimiento del tejido e incluso tomar el material para el examen histológico de la presencia de células malignas. Con la ayuda de equipos laparoscópicos, se pueden realizar manipulaciones terapéuticas, por ejemplo, cauterizar lesiones patológicas. La histeroscopia tiene capacidades similares.

Causas de cambios en el miometrio.

Con los cambios difusos en el miometrio, se produce una proliferación atípica de la mucosa uterina y el crecimiento de células endometriales en el espesor de la capa muscular. La causa exacta del desarrollo de este proceso patológico, los científicos no pueden identificar. Sin embargo, existe una predisposición genética y una teoría hormonal de la aparición de la enfermedad, según la cual la endometriosis se desarrolla como resultado de una violación de los niveles hormonales en el cuerpo femenino (niveles elevados de estrógeno y progesterona reducida).

Inicialmente, este tipo de trastornos hormonales contribuyen al crecimiento del endometrio, y luego pueden provocar su rechazo, acompañado de un sangrado severo.

Las células desprendidas de alguna manera penetran la capa basal del endometrio y comienzan a crecer en el miometrio. En la ecografía, hay un engrosamiento de la pared uterina de 4-5 cm, su estructura de eco está rota. Además, en la endometriosis, los cambios en las inclusiones hiperecoicas, ubicadas difusamente en el grosor del cuerpo, cuyo tamaño es de 1 a 5 mm, se determinan en la capa muscular del útero.

La heterogeneidad del miometrio se desarrolla por varias razones, entre las que se encuentran las siguientes:

  • aborto o cualquier otra intervención en el útero,
  • parto traumatizando la pared interna del útero,
  • cesárea
  • curetaje de diagnóstico
  • trastornos endocrinos
  • predisposición genética a la enfermedad,
  • El estrés como consecuencia de trastornos neurogénicos.

El grado de desarrollo de la endometriosis.

Los signos de cambios difusos en el miometrio dependen de la velocidad y la profundidad de la distribución del tejido endometriótico en la capa muscular uterina.

Más a menudo, en las etapas iniciales, los síntomas de esta enfermedad son invisibles. Se acepta distinguir 3 grados de endometriosis:

  1. En el primer grado, hay una ligera germinación de las capas internas del miometrio.
  2. En el segundo grado, la germinación del tejido ocurre en la mitad del miometrio.
  3. En el tercer grado, se observa la germinación del tejido endometrioide a través de todas las capas, hasta la membrana serosa del útero.

Cambios miometriales difusos - diagnóstico y signos de la enfermedad

Según los científicos, en 1/3 de los casos de infertilidad femenina, la endometriosis se diagnostica en pacientes. La mujer se está sometiendo a una ecografía donde el médico ve que el miometrio es heterogéneo, lo que significa que estaba sujeto a cambios. Las causas y los síntomas de este tipo de cambio pueden ser completamente diferentes. Algunos pacientes notan dolor al orinar o antes de la menstruación, otros: molestias durante el coito y en el tercero hay sangrado entre los períodos mensuales. El dolor se produce en el fondo de la inflamación del tejido y la compresión de las terminaciones nerviosas en la pared uterina. Como regla general, las sensaciones dolorosas son dolorosas o paroxísticas, y se pueden administrar en las áreas perineales, lumbares y de la cadera.

Con el tiempo, las mujeres pueden experimentar un sangrado acíclico, lo que lleva al desarrollo de anemia por deficiencia de hierro, que se acompaña de apatía, letargo, mareos, dolores de cabeza y somnolencia. Esta condición no se puede curar hasta que se elimine la pérdida de sangre.

Además de la ecografía habitual de los órganos pélvicos, los expertos también pueden prescribir un examen endoscópico. Si estos métodos de examen revelan que se ha modificado la ecoestructura del miometrio, entonces estamos hablando de la presencia de endometriosis y de la necesidad de un tratamiento farmacológico para quedar embarazada y tener un hijo sano.

Tratamiento de los cambios difusos en el miometrio.

Es muy importante identificar los primeros signos de endometriosis en las mujeres y comenzar el tratamiento adecuado a tiempo. Después de todo, depende de cuánto mejore el bienestar general de la paciente y su función reproductiva, lo cual es de gran importancia para las mujeres en edad reproductiva.

Si la ecografía mostró signos de cambios difusos, se utilizan los siguientes tratamientos:

  • terapia hormonal
  • tratamiento quirurgico
  • Terapia con medicamentos homeopáticos.

El tratamiento con hormonas utilizadas por vía oral no siempre tiene el efecto terapéutico deseado. La mayoría de las veces, los medicamentos hormonales solo son capaces de bloquear el crecimiento del endometrio por un tiempo, y una vez que finaliza el curso, su desarrollo puede comenzar nuevamente. Por eso, en el siguiente paso, los médicos prescriben un tratamiento de apoyo.
En cuanto a los métodos quirúrgicos de tratamiento, la laparoscopia se considera la más óptima en la práctica médica moderna, lo que permite reducir significativamente el riesgo de complicaciones y preservar el funcionamiento completo de los órganos genitales.

Se considera efectivo el tratamiento de los cambios difusos del miometrio con la ayuda de preparaciones a base de hierbas que pueden restaurar las hormonas, mejorar la inmunidad y mejorar el funcionamiento de la mayoría de los órganos y sistemas.

Estructura del miometrio uterino:

Debido a la presencia de diferentes capas de miometrio, el útero adquiere la capacidad de reducir, lo cual es necesario para la liberación de sangre menstrual hacia el exterior durante la menstruación.

Gracias al miometrio, el útero actúa como el almacenamiento del feto durante el embarazo, crece con el crecimiento del bebé. Y cuando finaliza el período de gestación, el feto sale del cuerpo de la madre con la ayuda de los mismos músculos.

La mayoría de las causas de los cambios difusos son:

  • Endometriosis,
  • Adenomiosis
  • El estres
  • Anemia
  • Mala herencia
  • Cesárea
  • Abortos y limpieza mecánica variada del útero,
  • Enfermedades infecciosas
  • Penetración de la infección en la cavidad uterina con sangrado menstrual,
  • Trastornos hormonales en el cuerpo.

El diagnóstico de cambios difusos en el miometrio se realiza mediante:

  • Ultrasonido
  • Examen endoscópico.

En el caso de la adenomiosis, la capa interna del útero (endometrio) crece en el tejido muscular, miometrio y solo en él, a diferencia de la endometriosis.

El número de casos de esta enfermedad es pequeño, ya que a menudo es difícil distinguirlo de la endometriosis. No es raro que a las mujeres se les diagnostique ambas enfermedades.

A veces, la adenomiosis es absolutamente asintomática, pero también existen los siguientes síntomas:

  • Períodos dolorosos (el dolor dura todos los días) con la liberación de coágulos de sangre,
  • Malestar durante el coito,
  • Hemorragia espontánea del tracto genital,
  • Un marcado aumento en el útero,
  • Dolor en la parte baja del abdomen durante la palpación.

Hay varias formas de la enfermedad:

  1. Endometriosis genital, en la cual se ven afectados los ovarios y el útero, las trompas uterinas, la vulva e incluso los genitales externos de la mujer,
  2. Extragenital: cuando el número de órganos afectados, además de los órganos genitales, incluye los pulmones, los intestinos y otros componentes cercanos del cuerpo humano
  3. La endometriosis combinada es una mezcla de las dos formas descritas anteriormente.

El tratamiento de la endometriosis consta de los siguientes puntos:

  • Tratamiento con medicamentos hormonales, que se traduce como donación de sangre obligatoria a hormonas.
  • Cauterización de focos de la enfermedad para prevenir su propagación.

  • Dolores de cabeza que aparecen con una periodicidad envidiable.
  • Impotencia total
  • Náusea
  • Vómito
  • Diarrea
  • Estreñimiento crónico
  • Trastornos del sueño
  • Falta de deseo sexual
  • Taquicardia
  • Sudoración
  • Apretón de manos
  • Protuberancia en la garganta,
  • Excitabilidad nerviosa
  • Baja autoestima del paciente.

Si, en el contexto del estrés, una mujer tiene infertilidad, dolor durante la menstruación, debe comunicarse con un especialista calificado.

Manejo del estrés o cómo deshacerse de la depresión:

  1. Coma una dieta equilibrada, evite las dietas,
  2. Duerme 8-9 horas al día,
  3. No te pongas nervioso por las cosas pequeñas.
  4. Hable acerca de cómo se siente
  5. No consumas alcohol y no consumas drogas.
  6. Dejar tiempo para ti
  7. Chatea con familiares y mejores amigos,
  8. Haga ejercicio regularmente (se libera endorfina, la hormona de la felicidad).

Las causas de la anemia son la falta de hemoglobina o glóbulos rojos.

Las causas de la anemia, los médicos creen:

  • Mala nutrición (necesidad de comer carne, hígado, granadas y manzanas),
  • La patología de la absorción de hierro por el cuerpo (por ejemplo, en la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn),
  • Crecimiento agudo en bebés (especialmente menores de 3 años). Con un crecimiento más lento, la anemia desaparece por sí sola,
  • El embarazo
  • Gran pérdida de sangre (durante la menstruación o lesión).

El tratamiento de la anemia es el siguiente:

Incluye los siguientes productos en el menú diario:

Tomar suplementos de hierro durante varias semanas. Estas tabletas se beben durante las comidas con agua. Después de suspender el medicamento, si la dieta no se ha ajustado, la anemia volverá rápidamente. Un efecto secundario frecuente es la diarrea, esto debe informarse a su médico para cambiar el medicamento.

Los cambios difusos del miometrio y las enfermedades relacionadas deben tratarse en las etapas iniciales: esto ayudará a evitar problemas "femeninos" y problemas con embarazos futuros.

Adenomiosis y endometriosis: ¿cuál es la diferencia?

Si en el ultrasonido el médico encuentra que el tejido miometrial es difusamente heterogéneo debido a los cambios focales, esto significa que la probabilidad de endometriosis o adenomiosis es alta.

¿Cuál es la diferencia entre estos dos estados?

En la endometriosis, los elementos del endometrio (la membrana mucosa del cuerpo del útero) en varias etapas pueden crecer en todas las capas del órgano, hasta la capa peritoneal, e incluso extenderse más allá del útero, penetrando en los ovarios y el peritoneo (endometriosis ectópica).

En la adenomiosis, las células de la mucosa se introducen solo en el tejido muscular miometrial, sin ir más allá de sus límites. Es decir, la adenomiosis se considera como la primera fase de la endometriosis.

La razón exacta para el desarrollo de cambios difusos anormales en el miometrio, los médicos están tratando de identificar a través de diversos estudios, teóricos y clínicos.

Pero en este momento hay ciertas confirmaciones de especialistas de que las causas de cambios difusos significativos o moderados en el miometrio, y por lo tanto la endometriosis, pueden ser:

  • Intervenciones médicas que involucran tejido uterino, incluyendo aborto, parto, cesárea,
  • legrado diagnóstico, extirpación de quistes, pólipos uterinos, fibroides,
  • Patologías endocrinas: enfermedad de la tiroides, diabetes, procesos autoinmunes, obesidad,
  • trastornos de la función gonadal, que conducen a trastornos hormonales, que provocan el crecimiento patológico del endometrio,
  • predisposición genética
  • estrés severo y prolongado, causando trastornos neurogénicos,
  • Infecciones genitales de cualquier naturaleza.
  • enfermedades inflamatorias de los órganos reproductivos,
  • Exposición solar prolongada y frecuente.

Consecuencias

Dado que los cambios difusos en el miometrio se consideran como uno de los síntomas de la endometriosis en diferentes etapas de desarrollo, su progresión puede llevar a consecuencias graves:

  1. Debido a la hemorragia atípica entre las menstruaciones, y también a la abundancia de sangre menstrual, se desarrolla anemia y su forma grave conlleva no solo letargo y mareos, sino también un funcionamiento deficiente de todos los órganos, depresiones graves debido a la deficiencia de oxígeno en los tejidos cerebrales.
  2. El crecimiento anormal de la mucosa uterina conduce a la imposibilidad de la implantación (fijación) del óvulo, una de las causas de la infertilidad.
  3. La transferencia de células endometrioides a otros órganos, incluidos los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino, los asas intestinales, la vejiga, los pulmones e incluso la conjuntiva de los ojos. Esto lleva al hecho de que en los ovarios se forman quistes endometrioides, que deben eliminarse, y las células endometriales en otros órganos, que sufren los mismos cambios hormonales que la mucosa uterina, comienzan a conducir "cíclicamente", a hincharse y sangrar con diversos grados de intensidad.

  4. Adherencias en los órganos pélvicos y en la cavidad abdominal debido a la inflamación.

Para evitar consecuencias desagradables al detectar cambios difusos en el miometrio, es necesario un diagnóstico temprano y un tratamiento activo de la adenomiosis.

Los métodos para deshacerse de esta patología incluyen tratamiento médico, quirúrgico y de combinación.

Terapia de drogas

El tratamiento de los cambios difusos en el miometrio con medicamentos se dirige a:

  • para prevenir complicaciones,
  • para detener la progresión de la patología mediante la supresión de la producción de estrógeno,
  • para preservar la función de maternidad,
  • Para eliminar los síndromes de dolor y prevención de la oncología.

Todos los grupos de medicamentos tienen muchos efectos secundarios y contraindicaciones graves, por lo que el paciente los toma solo con el propósito del ginecólogo y después de un estudio detallado de las instrucciones completas (y no introductorias) del medicamento.

Los principales grupos de drogas:

  1. Anticonceptivo de estrógeno-progestina (Jess, Janine, Diane 35, Yarin, Desmoulins, No-ovlon, Marvelon).

Способны подавлять овуляцию и секрецию эстрогенов. Ayudan en las etapas iniciales de cambios estructurales en el endometrio y el miometrio. Prohibido con una tendencia a la trombosis o aumento de la viscosidad de la sangre.

  1. Drogas de progestina - Vizanna, Duphaston, Norkolut, Utrozhestan, Getstrinon. Nombrado con diversos grados de daño miometrio.
  2. Antigonadotrópico (agonistas de la hormona liberadora gonadotrópica), incluidos Nemestran, Danol, Buserelin Depot, Danogen, Lyukrin Depot, Zoladex, Diferelin.

Cuando se usa en inyecciones una vez cada 28 días, se logra una atrofia sustancial de cambios difusos, nodulares y focales en el cuerpo del útero.

La principal ventaja de estos fármacos es la combinación de un efecto terapéutico más pronunciado con un porcentaje mínimo de efectos secundarios y recaídas.

Con el tratamiento combinado, incluidos los medicamentos y la cirugía, la recaída se diagnostica solo en 7 a 12 pacientes de cada cien.

El tratamiento quirúrgico consiste en la eliminación máxima de concentraciones de células endometriales.

Los métodos principales incluyen cirugía laparoscópica, vaporización con láser (evaporación de células anormales), criodestrucción y el método de onda de radio, en el que los tejidos sanos no se ven afectados, y el proceso de recuperación se reduce.

Después de la terapia y la cirugía, se requiere un cierto intervalo (de 1 a 4 meses) antes de la concepción para que el útero y todo el cuerpo se recuperen completamente.

Pin
Send
Share
Send
Send